| Dr. Charlie Ware

Tres beneficios para la salud comprobados de la cúrcuma

Si está buscando hierbas que tengan un largo historial de uso medicinal, la cúrcuma podría ser una de ellas. La planta natural ha evolucionado junto con la historia humana durante miles de años. La medicina holística india llamada Ayurveda y la medicina tradicional china utilizan la cúrcuma para tratar diversas enfermedades. Es popular por diferentes nombres como "haldi" y "manjal" en la India, "azafrán indio", "terre merite" y "raíz amarilla".

Características básicas de la cúrcuma

La cúrcuma es una planta con flores de la familia del jengibre originaria de muchos países tropicales. La planta tiene hojas largas y oblongas que crecen hasta un metro. Las plantas se cosechan por sus rizomas, la porción tuberosa que crece en el suelo. Cuando se recolectan, los rizomas tienen la piel amarillenta, áspera y segmentada. El rizoma a menudo se seca y se muele para convertirse en polvo. La cúrcuma tiene un sabor amargo, ligeramente acre pero dulce. Se utiliza como especia, aromatizante y colorante para curry en polvo y mostazas y para tratar diferentes dolencias. 

¿Cuál es el ingrediente activo de la cúrcuma?

Debido a su experiencia en aplicaciones medicinales y farmacológicas, la medicina moderna comenzó a investigar los componentes presentes en la cúrcuma. Varios estudios de laboratorio han extraído los componentes activos de la hierba para comprender mejor sus beneficios para la salud. 

La cúrcuma contiene más de 300 sustancias biológicamente activas como flavonoides, fibra, betacaroteno y algunas vitaminas y minerales. El componente más importante son los compuestos polifenólicos del 3-6% llamados curcumina. Este es el responsable de la mayoría de sus acciones biológicas. La curcumina tiene una potente actividad depuradora, propiedades antioxidantes y una amplia gama de capacidad bioprotectora que se puede utilizar en muchos entornos terapéuticos. 

Estudios científicos sobre los beneficios de la cúrcuma.

En los últimos 30 años, la cúrcuma ha recibido mucha atención de la comunidad médica y esto dio lugar a muchos estudios en animales, ensayos clínicos e investigaciones de laboratorio para respaldar las afirmaciones sobre los beneficios para la salud de la cúrcuma. 

Tradicionalmente, la cúrcuma se ha utilizado para tratar varios tipos de artritis. Los herbolarios chinos e indios lo recomiendan para reducir la inflamación de las articulaciones y aliviar el dolor. Muchos pacientes con artritis reumatoide y osteoartritis se han beneficiado de la hierba. El poderoso poder curativo proviene de su capacidad para bloquear las señales inflamatorias. 

 

Pero además de la artritis, existen otros beneficios de la cúrcuma que han sido ampliamente estudiados por expertos en salud:

Cáncer

El tratamiento del cáncer es muy caro. Como una de las tres principales enfermedades causantes de muerte en el mundo, se han dedicado muchas investigaciones científicas a ella. La cúrcuma es una hierba que muestra resultados prometedores en el campo del tratamiento del cáncer. 

En un estudio publicado en la serie de libros Anticancer Complementary and Alternative Medicine basados ​​en evidencias, los investigadores observaron la actividad anticancerosa de la cúrcuma en experimentos in vitro e in vivo. La curcumina presente promueve la muerte de las células cancerosas y actúa como mediador de la quimiorresistencia [1]. 

Ensayos preclínicos en una variedad de líneas de células cancerosas como las de cuello uterino, mama, próstata, páncreas y colon, se ha demostrado de manera consistente que la curcumina posee actividad anticancerígena. Promueve la muerte de las células cancerosas sin dañar las células sanas normales.

Pero además de tratar el cáncer existente, muchos estudios también han demostrado que los beneficios de la cúrcuma también incluyen la prevención del cáncer. Los investigadores publicaron sus hallazgos en el Asian Pacific Journal of Cancer Prevention y señalaron que la cúrcuma dietética puede reducir potencialmente el riesgo de cáncer, especialmente entre las personas de alto riesgo [2]. 

 

Diabetes

La diabetes es otra enfermedad importante que afecta a millones de personas en todo el mundo. Con el estilo de vida sedentario y la mala alimentación, se espera que el número de personas que lo padecen se duplique en los próximos años. 

El tratamiento de la diabetes es otro beneficio de la cúrcuma. Según un estudio que apareció en la Revista Internacional de Ciencias de la Alimentación y Nutrición, la cúrcuma inhibe las enzimas clave relacionadas con la diabetes mellitus tipo 2 [3]. En otro estudio, los investigadores han observado que la cúrcuma tiene la capacidad de reducir el nivel de glucosa y colesterol en sangre entre los pacientes con diabetes mellitus tipo 2 [4]. Con esta capacidad, se puede utilizar para ayudar a las personas que luchan por controlar sus niveles de glucosa en sangre. 

 

Enfermedad del riñon

Es otra buena noticia para millones de personas saber que los beneficios de la cúrcuma incluyen el tratamiento de la enfermedad renal. En un estudio clínico en el que participaron 50 pacientes sometidos a diálisis, los investigadores demostraron que se observó una mejora significativa en el grupo de intervención después de recibir una dosis regular de cúrcuma [5]. 

Los mismos resultados se obtuvieron en una investigación con animales de laboratorio. Se demostró que la cúrcuma tiene una acción nefroprotectora para ayudar a prevenir el daño oxidativo en los riñones [6]. Esto podría significar que la cúrcuma se puede tomar como una estrategia preventiva para las personas que simplemente quieren asegurarse de que sus riñones permanezcan en un estado saludable. 

Debido a la evidencia científica disponible que demuestra el poder curativo de la cúrcuma, hemos decidido incorporarlos a nuestros productos. Puedes encontrar A1Care, EF-Artritis, HTN-Care que contiene cúrcuma como uno de sus ingredientes activos. La cúrcuma en cada uno de estos productos se cosecha y procesa cuidadosamente para contener una cantidad significativa de curcumina. Con la dosis correcta, puede esperar una mejora en su salud en general. 

 

 

Efectos secundarios de la cúrcuma

La cúrcuma es generalmente segura de usar por vía oral o cuando se aplica sobre la piel. No causa efectos secundarios graves. Pero para algunas personas, la dosis inicial puede provocar malestar estomacal, mareos, náuseas y diarrea. La ingesta de cúrcuma con otros medicamentos también debe realizarse solo con la supervisión de un profesional de la salud para evitar interacciones medicamentosas adversas. 


Conclusión

Con la antigua práctica medicinal y la creciente evidencia científica sobre los beneficios de la cúrcuma, esta es una hierba que debe incluirse en su lista de suplementos para la salud. En lugar de depender demasiado de las drogas sintéticas para ayudarlo a recuperarse de diferentes enfermedades o mejorar su ser en general, es mejor optar por métodos naturales. La cúrcuma es una alternativa segura pero muy eficaz para tratar la artritis, el cáncer, la diabetes, las enfermedades renales y muchos otros problemas de salud. 

 

Bonificación: Mire este video con el Dr. Ware mientras repasa la cúrcuma y por qué es tan saludable. 

 

 

 

 

Referencias: 

1. Bar-Sela G., Schaffer M. (2011) Una perspectiva basada en la evidencia de Curcuma Longa (cúrcuma) para pacientes con cáncer. En: Cho W. (eds) Materia médica contra el cáncer basada en evidencia. Medicina alternativa y complementaria contra el cáncer basada en la evidencia. Springer, Dordrecht

2. "La cúrcuma dietética reduce potencialmente el riesgo de cáncer" por Amanda Hutchins-Wolfbrandt, Anahita M Mistry

3. PC Lekshmi, Ranjith Arimboor, PS Indulekha & A. Nirmala Menon (2012) El aceite volátil de cúrcuma (Curcuma longa L.) inhibe las enzimas clave relacionadas con la diabetes tipo 2, International Journal of Food Sciences and Nutrition, 63: 7, 832-834, DOI: 10.3109 / 09637486.2011.607156

4. EY Sukandar, H. Permana, IK Adnyana, JI Sigit, RA Ilyas, P. Hasimun y D. Mardiyah, 2010. Estudio clínico de extractos de cúrcuma (Curcuma longa L.) y ajo (Allium sativum L.) como agente antihiperglucémico y antihiperlipidémico en pacientes con diabetes tipo 2 y dislipidemia. Revista Internacional de Farmacología, 6: 456-463.

5. Pakfetrat, M., Akmali, M., Malekmakan, L., Dabaghimanesh, M. y Khorsand, M. (2015), Cúrcuma y modulación oxidativa en la enfermedad renal en etapa terminal. Hemodial Int, 19: 124-131. doi: 10.1111 / hdi.12204

Sharma, S., Kulkarni, SK y Chopra, K. (2006), CURCUMIN, EL PRINCIPIO ACTIVO DE LA CURMÉRICA (CURCUMA LONGA), MEJORA LA NEFROPATÍA DIABÉTICA EN RATAS. Farmacología y fisiología clínica y experimental, 33: 940-945. doi: 10.1111 / j.1440-1681.2006.04468.x

Etiquetas: cúrcuma

Dejanos un comentario